Fotógrafa

Raquel Martínez

Hola, ¡detrás del objetivo estoy yo, Raquel! ¡Encantada de tenerte por aquí!

Al contar mi historia, siempre veo dos puntos importantes en todos los años de mi vida. ¿Te quedas a descubrirlos?. Mi familia siempre ha sido mi prioridad, desde que era peque, y si hay algo me ha gustado ha sido ver la vida a través de un objetivo.

Sin lugar a dudas, fotografía y familia han sido, son mis dos pilares, por eso soy feliz haciendo fotos y ayudando a que no olvides ningún momento con tus peques. 

Disfruto cada vez que cruzáis la puerta y me gusta recibiros en el estudio. Mi pasión por trabajar con personas, puede venir de que cuando yo tenía cinco años, mis padres abrieron un bar en la ciudad donde vivíamos. Toda mi infancia la viví detrás del mostrador, hablando con clientes, escuchando anécdotas y aprendiendo con su ejemplo la importancia de escuchar a los clientes y hacerles sentir bien.

Aunque con solo 15 años ya estudiaba FP de Imagen y Fotografía e iba a algunas bodas a hacer fotos, la vida nunca es lineal y siempre el camino viene con algunos recodos. Al final, me he dado cuenta de que con socias en algunos periodos, con estudios en locales pequeños, compaginando con mis niños o en épocas duras, coger una cámara de fotos siempre me ha hecho sentirme mejor, es mi pequeña terapia.

Aunque tengo mil problemas o listas de tareas infinitas, soy fotógrafa por vocación y lo que más valoro es cuando después de hacer la sesión, comentas que te has sentido como en casa.

Me gustan las historias con final feliz, por eso me dedico a conservar momentos bonitos, y os diré que mi historia se cierra como un círculo. Hoy mi estudio, mi marido hizo la reforma y me ayudó en todo, está ubicado en el mismo local que mis padres usaron de almacén para el bar.

Mi estudio es mi sueño, en todos estos años el apoyo de mis hijos y de mi marido ha sido fundamental. Emprender a veces es duro y un poco solitario, así que tengo mucha suerte de contar con ellos. ¡Hacemos un gran equipo!

Por supuesto, también pensar en mis padres. Cada vez que llegó al estudio recuerdo el bar, las tardes haciendo los deberes o las charlas juntos antes de subir a cenar. Donde habitan esos recuerdos, ahora, he montado un estudio de fotografía familiar único, que tengo muchas ganas de enseñarte.

Si te quieres venir, abajo tienes el cuestionario y la dirección para hacerme una visita.

También dejo enlace a todos los servicios que podemos compartir juntas. ¡No dejes pasar la oportunidad de tener tu historia foto a foto!

Lo último en mi Blog
Preguntas Frecuentes
¿Qué tipo de sesiones haces?
¿Dónde está el estudio?
¿Cómo puedo contactar contigo?
¿Dónde haces las sesiones de fotos?
¿Dónde puedo ver tus trabajos?
¿Y si quiero una sesión diferente?